• UnaLijadora

Reflexiones 6

Empieza un nuevo año de ilusiones, proyectos y oportunidades para ser mejores y para hacer del mundo un lugar menos difícil y más bondadoso y apacible. Me gustó saber que China celebró fin de año en Shanghái y lo hizo de manera original y ejemplar para el resto de países. En lugar de lanzar fuegos artificiales y pirotecnia como es tradición en muchas grandes ciudades, organizaron un impresionante espectáculo visual con 2.000 drones. Una vez más, una realidad demuestra que las tradiciones no son algo inamovible ni perpetuo por definición. Se pueden cambiar, readaptar y transformar para responder a criterios que evolucionan hacia una ética y principios actuales que podrían beneficiar no solo a los habitantes de una ciudad, sino a todos los habitantes del planeta. Todos los gestos son importantes y pueden ser muy poderosos.

Fin de año sin fuegos artificiales en Shanghái


Sin duda habrá que seguir luchando para frenar y evitar la violencia y asesinato de mujeres por el hecho de ser mujeres. Por un lado con medidas judiciales a la altura para proteger a aquellas que denuncian su situación (según el artículo que cito, 200 habían denunciado pero fueron asesinadas finalmente). Por otro lado, con penas más severas, pero también con medidas de re-educación, tratamiento y alternativas para los asaltantes, asesinos y maltratadores. Si no nos ocupamos de ellos, me temo que no abarcaremos la profundidad del problema y seguirá existiendo la raíz.

Mujeres asesinadas


A continuación, una consideración a tener en cuenta. Lo mejor para evitar una tragedia es prevenirla. Este artículo nos hace pensar en la posibilidad de sufrir una pandemia, pero nos ofrece la fórmula para poder hacerle frente o incluso evitarla. Los autores afirman: “Tenemos el conocimiento y las herramientas. No hay ninguna excusa para que nos tomen por sorpresa sin estar preparados”. Estamos en manos de políticos, así que es nuestra responsabilidad exigir y votar por políticas comprometidas que inviertan en una cobertura de salud universal.

Cómo prevenir la próxima pandemia


Creo firmemente en la muerte del autor que proponía Roland Barthes en su ensayo. Una vez una obra está creada, pasa a ser de quien la observa, lee, huele, toca, saborea o escucha. Es muy interesante considerar una obra sin tener en cuenta ningún tipo de información sobre el autor. E incluso a veces es preferible. He tenido la oportunidad de conocer a algunos autores que admiro y me han decepcionado en su trato o formas. No dejo de leerlos, pero debo hacer un esfuerzo por olvidarlos y por no dejar que un mal recuerdo condicione o no me deje disfrutar de su trabajo. No conocía las declaraciones de Scott Card, pero sin duda son vergonzosas. ¿Debemos condenar su trabajo o juzgarlo por las ideas de su autor? Yo no lo haría. Ender’s Game tiene mucho que ofrecer. Sin embargo, ¿se debe invitar a este autor a festivales? Esto es una cuestión diferente. Con la de autores sabios que viven y estarían dispuestos a acudir para pasar un rato con sus lectores, ¿era la mejor opción invitarle a él? Lo dudo. Por otro lado, ¿deben retirarse y negarse a ir a un festival el resto de autores? También lo dudo. Creo que precisamente hay que estar allí para ofrecer otras visiones, eclipsar mentiras con verdades (si es necesario) y presentar y defender obras nuevas y viejas. No podemos rendirnos ante la ignorancia. Con una retirada tan solo se hace ruido y se acaba hablando de lo que no procede, promocionando a quien no lo merece; en lugar de respetar el principio de todo festival de literatura: impulsar las obras que deben alzar el vuelo. En el artículo se dice que algunos pretenden quemar libros en señal de protesta. Espero que no hablen en serio. ¿O hemos perdido la cordura del todo?

El Festival Celsius amenazado


Si los humanos somos tan inteligentes como creemos, ¿por qué no encontramos una mejor manera de convivir con las demás especies del planeta? ¿Por qué cada vez que hay un problema de convivencia debido a la escasez de algún recurso compartido, siempre optamos por aniquilar al otro? Matar sigue siendo la solución justificada y aceptada en general, para solucionar un conflicto que implica compartir recursos que nos apropiamos sin tener ningún derecho a hacerlo. Por lo visto hay 10.000 dromedarios en Australia que están causando problemas a comunidades humanas locales. Comen y beben cuando la comida y el agua escasean para abastecer a toda la población de ambas especies animales. Los artículos de prensa que he encontrado no ofrecen detalles sobre la situación y no soy ninguna experta, pero exigiría poder discutir otros procederes. Sin embargo, lo que me atormenta y me quita el sueño es la manera de “sacrificar” a los dromedarios. Francotiradores asesinando desde el aire a una comunidad de seres vivos no es ni ético ni admisible. ¿Qué tipo de humanos somos? Desgraciadamente, en los próximos años se darán este tipo de situaciones. Creo que es hora de plantear otras soluciones. Estoy segura de que somos capaces de mucho más que matar a aquellos que no piensan como nosotros o aquellos que nos hacen la vida más difícil. ¿O me equivoco?

Australia asesina a 10.000 dromedarios


#fuegosartificiales, #Shanghai, #findeaño, #drones, #pirotecnia, #tradiciones, #ética, #mujeres, #asesinadas, #violencia, #maltratadores, #asesinos, #pandemia, #prevención, #Celsius, #muertedelautor, #rolandbarthes, #endersgame, #mentiras, #verdades, #literatura, #protesta, #festival, #humanos, #dromedarios, #Australia, #seresvivos, #francotiradores, #alternativa, #soluciones

6 vistas
¡No te pierdas nada!
Recibe cada post nuevo en tu correo.

© 2020 Todos los derechos reservados.

SAFE CREATIVE

AVISO LEGAL